Tres claves para decorar con cojines.

La época de otoño/invierno es por excelencia la época donde más predomina el uso del textil en el hogar.

Cojines, mantas, plaids, cortinas, colchas, se renuevan ofreciendo al espacio un cambio de manera rápida y efectiva.

Continuar leyendo «Tres claves para decorar con cojines.»

¿Cómo consigo hacer cálido mi hogar?

Buenas a todos,

Si hace unos días os daba una serie de pautas para trasladar las emociones que sentimos en la naturaleza a nuestro hogar,el movimiento de hygge danés, así como lo haría un sueco con el proyecto Lagom y de los puntos en común en otras culturas y rutinas convertidas en una serie de normas en decoración, en mi convencimiento de que todos somos hygge.

Hoy quiero hablaros de que nuestra cultura se destaca por los rayos de sol, somos mediterráneos. Nos gustan las terrazas y disfrutamos del entorno natural. Sin embargo, no tenemos la misma consciencia medioambiental que puedan tener los Países nórdicos (a quienes admiro). Por suerte está cambiando y cada vez son más las empresas dedicadas al reciclaje de producto, además de diseñar ropa con ellos. Continuar leyendo «¿Cómo consigo hacer cálido mi hogar?»

¿Cómo hago un vestidor y que resulte acogedor?

Hablemos primero del concepto vestidor.

El vestidor es la estancia que sirve para cambiarse de ropa. En él guardamos la ropa en armarios.

Así pues el lugar más adecuado para ello era el espacio entre dormitorio y baño, por ser el lugar de mayor intimidad, con el tiempo el concepto ha ido evolucionando, otorgándose el poder de hacer huecos en la fachada para disponer de iluminación natural, e incluso integrarlo en zonas de paso a dormitorios, situándose en armarios.

¿Qué es y cuando surgió el concepto de armario?

El origen de la palabra armario del latín armarium, donde en la Edad Media los monjes guardaban libros litúrgicos, sin embargo es en la época romana cuando se dio a conocer el término armario como concepto de «guardar», que al principio estaba destinado para poner armas, también conocido por guardar libros y los retratos de los difuntos que se hacían en cera, para que no se estropeasen por el paso del tiempo y el polvo

Cicerón, lo dice claramente. Las bibliotecas de los romanos estaban compuestas de armarios, en los que se ponían los volúmenes o rollos y se distinguían con diversos números.

El concepto de armario que conocemos actualmente para guardar ropa no se desarrolló hasta el siglo XV – XVI y XVII . Las puertas antes solo pintadas, aparecen decoradas con relieves, así como la opción de disponer una misma pieza en dos cuerpos y se añade el cristal surgiendo la vitrina, una pieza que tendrá gran valor e indispensable en los salones de la época.

A través de Inglaterra y Holanda se introdujeron en mobiliario las lacas de colores con representaciones de paisajes orientales.

En el s. XIX, la industria y el surgimiento de nuevos materiales, así como la perspectiva de corrientes del arte de la posguerra y moderno, desarrollaron el concepto del armario desde una pieza orgánica en la que la madera tomaba vida, recordando la arquitectura de Gaudí, así como piezas sobrias donde lo esencial son las líneas puras muy de la corriente minimalista. La importancia de la simplificación.

Después de una breve introducción al origen del término armario y su evolución al dominio de una estancia al que entendemos como vestidor, podemos encontrar de distintos materiales, así como frentes, sin embargo, voy a hablar de

Cómo hacer un vestidor y conseguir que sea acogedor

  • El espacio:

El espacio con el que contamos para diseñar un vestidor. Como he dicho al principio normalmente se ubica junto al dormitorio, bien como zona de tránsito al mismo o al baño del dormitorio.

Puede ser rectangular o cuadrado y las posibilidades para distribuirlo dependen de;

cuántas personas van a disfrutarlo (una o dos).

Cuáles son sus necesidades: espacio ropa de colgar, zapatos en vestidor o en un espacio anexo al mismo separado, ropa de deporte, ropa de día, fondo de armario, mantas, .. lo que se conoce como guardaropa – la cantidad de ropa que almacenamos según el uso que le prestamos y ésto es fundamental e indispensable tenerlo claro para su correcta distribución y organización.

  • Forma:

  • Con frentes cerrados: Puertas lisas

El universo se abre a infinitas posibilidades desde jugar con el mismo tono en acabado liso y mate, desde utilizar un frente más ancho y otro más pequeño consiguiendo un ritmo repetitivo cual melodía de una fachada renacentista.

  • Jugar con la veta de la madera.

Disponiéndola en sentido diferente, como por ejemplo, se coloca la espiga en solado.

Frentes de puertas de suelo a techo o partidas por un altillo.

  • Puertas abatibles o correderas con guía al suelo o suspendida, que parece que flotan. Estas según la dimensión del espacio y funcionalidad en el mismo.

  • El Tirador:

Embutido – lacado a color o chapado en madera, puerta con forma creando figuras geométricas como formas escultóricas, tirador visto metálico -bronce, rosa bronce, dorado, acero mate, pulido, cromado mate o brillo- o de madera, de metacrilato – transparente o de color.

Alargado ocupando casi los 80cm de su altura desde el suelo, o estrechos y centrados de forma horizontal

  • La iluminación:

Actualmente el espacio vestidor gana terreno abriéndose e integrándose en baños como en dormitorios, por lo que la luz natural de sabre en forma de huecos en fachada con cristal translucido para reservar intimidad y si es una vivienda elevada, transparente . Se abren además huecos en techo creando pequeños lucernarios pueden ser naturales y /o artificiales, incrementando además, la sensación de bien estar.

Iluminación en suelo:

para indicar zonas de paso cuando éste se ubica en una zona de tránsito entre dos estancias.

Iluminación interior de armario:

Este tipo de iluminación lo veo práctico cuando el vestidor se ha integrado en la zona de dormitorio y no se quiere molestar a la pareja, hay quienes también lo utilizan por motivos de estética al que añaden puertas de cristal oscurecido o no, para dar carácter, hacerlo más ligero o más contemporáneo.

La forma de iluminar el armario puede ser desde arriba, en laterales, en su perímetro e incluso por accesorios interiores es decir, iluminando balda a balda y cajones.

– Iluminación: opto a mis clientes la luz día 4.000k.

La diferencia con luz cálida es que no tiene tanto color amarillento y permite así apreciar mejor los colores de las prendas a escoger. Este tipo de iluminación la ubico en los frentes de puertas de armarios (si los llevan y si no también) separados a unos 25cm de los mismos, empotrada en techo.

La luz blanca solo la utilizo para baños y cocinas (e incluso en éstas las combino con luz día y cálida, según el uso al que esté destinado esa parte del diseño)

  • Color y texturas:

Tenemos dos factores fundamentales: suelo y paredes. Si estamos
en proyecto optaría por tonos neutros pero si ya está puesto optaría por elegir pinturas de tonos neutros en paredes (blanco roto, gris claro o beige) así como tonos de materiales en maderas claritas o colores lisos claros si el espacio es alargado y estrecho, así como más oscuras si disponemos de buena iluminación natural como artificial, así como de dimensión del espacio.

  • Espejo:

Pieza indispensable para abrazar nuestra autoestima, es el ultimo guiño antes de salir por la puerta, es por ello que suelen colocarse bien en el centro de una composición de vestidor abierto, o en un lateral antes de salir del vestidor y casi siempre es rectangular y casi de nuestra misma estatura 🙂

El espejo no solo potencia nuestro «yo» sino además capta la iluminación y hace que el espacio sea más grande.

  • Espacio indispensable para una butaca, puff, o zona de consola, o recibidor.

    Estas piezas convierten el «vetidor», «armario» o «guardaropa» no solo en un lugar donde «almacenar de forma ordenada toda nuestra ropa» sino además, conseguir la calidez con elementos que nos redeen y nos recuerden estar en casa.

Otra forma de conseguir calidez, elegancia, de llamar la atención a un frente liso, es abrir huecos en diferentes proporciones, uno grande o varios más pequeños, utilizar un material para hacer contraste con el resto de la estancia de tonos neutros, o incluso jugar con el mismo tono en la textura de brillo y mate en sus frentes. Son detalles que parecen no apreciarse al principio pero que son aquellas cosas las que nos hacen sentir el: «es muy sencillo pero no sé que tiene… que lo hace especial»

Indispensable a su vez, un jarrón de flores – si dispones de luz natural-, una foto, el recuerdo de tu último viaje, una pieza decorativa que tiene un valor sentimental, decoración con velas en una bandeja, un libro que espera a ser leído sobre la cama…

  • Alfombra si o si:

Redonda (si el espacio es cuadrado) rectangular si es alargado.

Opto más por las de fibra natural o pelo corto, por cómodas y prácticas así como más funcionales, en mi opinión, para el tipo de clima en el que estamos (España).

Recordar;

screenshot_20180202-090824966001194.png

Sentirse como la protagonista de la película de Sexo en Nueva York, Carrie Brads (por Sarah Jessica Parker) lo importante es hacer tuyo el espacio de vestidor y no me refiero al volumen de ropa sino a la adecuada distribución, cuidada iluminación y organización para acoger las piezas que más nos gusta ponernos en nuestro día a día.

Hacer un espacio no sólo bonito, además funcional, SI, se puede 🙂

Lagom, el equivalente sueco a Hygge danés. Qué es y como trasladarlo al hogar.

Buenas a todos,

Hace una semana os contaba como trasladar las emociones que sentimos en contacto con la naturaleza a nuestro hogar. Dinamarca lo consiguió, revolucionando el mundo de la decoración de interiores con el estilo «Hygge» y Suecia con el proyecto «Lagom»

Continuar leyendo «Lagom, el equivalente sueco a Hygge danés. Qué es y como trasladarlo al hogar.»

La entrada de una casa. Parte II.

El antes y después del diseño de interiorismo

[Viene de «La entrada de una casa. Parte I»]

Buenos días a todos,

Hoy quiero mostraros el antes y el después de una entrada de un apartamento.

La entrada como dije en el post «Cómo realizar una entrada. Parte I», es la tarjeta de visita. En un pequeño espacio disponemos de elementos que nos representan o con los que nos sentimos identificados. El orden y la funcionalidad son las características principales.

Las necesidades que solicitó fueron:

  • «que tenga un trocito de mi y sea cálido»
  • pequeño espacio almacenaje.

El espacio de la entrada era asimétrico y con luz natural.

EL ANTES.

IMG-20171026-WA0003

dav

Ella, una persona joven, alegre, con gusto por el mar, la necesidad de obtener calma en su vida, orden y sosiego lo encontró en la filosofía de Buda. No se considera una persona creyente, sin embargo, comparte y se identifica con esta filosofía de vida.

Nueva propuesta de mobiliario basada en los aspectos fundamentales de la filosofía budista:

pixlr_20171116133451526.jpg

pixlr_20171116132354989_20171116133611944

  • Una alfombra de sisal estrecha y larga indica el camino y nos invita de forma cálida y arropada a la estancia.
  • Al fondo disponemos de luz natural, lugar adecuado para ubicar algún elemento con el que nos sentimos identificados o nos represente, ya que la entrada es una tarjeta de visita. Ella eligió a su Buda, existente en la vivienda pero mal ubicado cuando la conocí. Junto a él una planta de bambú, símbolo del árbol en el que Buda invita a la reflexión y símbolo de VIDA.  Si añadimos además una iluminación indirecta o puntual como el de focos en techo orientables a esta zona y/o velas con luz led cálida para  ambientar el espacio, conseguimos la sensación de calidez y destacamos la importancia de este espacio.
  • espacio de pequeño almacenaje: puede ser realizado a medida o no, optamos por un cajón suspendido de la serie Eket de http://www.ikea.com/es/es/ en color blanco, acompañado de una lámpara de sobresa y un banco de maison du monde en madera y textil en gris. Este rincón cumple dos necesidades que me requerían: almacenaje pequeño en el recibidor suspendido y apoyo para dejar abrigos.

La estancia fue acompañada por un espejo sobre el pequeño recibidor y dos perchas de pared sobre el banco.

Como podéis ver, es sencillo realizar una entrada que nos represente, que además en su conjunto sea cálida y que cumpla las funciones que se necesita: almacenaje y recepción de abrigos o bolsos sin que esté muy a la vista.

El después

IMG-20171127-WA0018

A veces, teniendo el espacio no tenemos claro como conseguir que éste transmita lo que necesitamos y sentimos en ese momento, el cómo, yo puedo ayudarte.

Espero que os haya gustado.

Deja tu comentario.

Un saludo.

¿QUÉ SOFÁ PONGO?

Muchas veces acudimos a las tiendas con la idea fija de adquirir un sofá a la moda. Por ejemplo:
Hace un tiempo el sofá con chaise longue era la solución más resolutiva para un salón comedor ya que en un solo sofá disponemos de las 5 plazas que venían cubriendo el conjunto de sofás 3 + 2 plazas, además de disponer un cojín más largo (pieza chaise longue) en el mismo sofá para descansar, ver la televisión tumbado o leer un libro cómodamente, sin embargo pocas veces nos paramos y pensamos en si realmente es lo que necesitamos.
Hace poco un cliente me pidió que le asesorara en su salón comedor, el cual de forma rectangular y con poca anchura, estableció que el sofá chaise longue era lo más aprovechable en espacio, debido a que su conjunto de 2+3 plazas obstruía un poco la zona de paso.
Es cierto que en un salón alargado y estrecho una de las mejores soluciones para distribuir y poner un sofá es uno con chaise longue, precisamente por el espacio que ahorramos al cubrir un tramo de pared y no dos, y disponer de las mismas plazas de asiento que el conjunto de 3 + 2 plazas, sin embargo, e indagando en su día a día y rutinas, llegamos a la conclusión de que el sofá que necesitaba era uno con las siguientes características:

  • Que nos ofreciese varias alternativas de longitud o realizarse a medida (lo largo o estrecho que quisiésemos). En su caso, un solo sofá de 4 plazas
  • Fondo más grande de lo habitual ya que sus asientos tenían la opción de deslizarse a la misma medida que un chaise longue, disponiendo así de un «extra» al salón, espacio «cama» para dormir cuando su familia venía a visitarles, además de la comodidad de deslizar la longitud que se quisiese sus asientos, disponiendo de un sofá cómodo para sentarse, y la opción de deslizar, uno, dos, o todos los asientos quedando a modo de una cama.
  • Evitar el módulo de chaise longue, como elemento fijo, ya que le estrechaba un poco la zona de paso a la terraza y /o no le gustaba la idea de chaise longue tampoco como elemento separador entre comedor y zona de salón.

Estas características del sofá, se adecuaron perfectamente a las rutinas de los clientes, comprendiendo que lo que pensaban que iba a ser mejor por estética o porque se lleva, era la única opción viable en su salón.
Si no nos hubiésemos centrado en cuáles eran sus necesidades (Sofá para varias plazas + le gusta leer en una butaca más que tumbarse en sofá + no le gusta un elemento fijo, apostaban por algo ergonómico y funcional como la idea de asiento deslizante y tener o no tener un espacio para acostarse para cuando su familia venía a visitarles unos días o par disfrutar de una película en familia con las piernas extendidas) habrían acabado por adquirir uno que poco se adaptaba a su día a día y que a la larga les resultaría incómodo, optando por cambiarlo.

El sofá escogido es de Ocasofas Alhama,

Modelos de sofá:

  • El sofá chaise longue suple las necesidades de una sola pieza hasta 4 o 5 plazas de asiento, además de un espacio extra para estar tumbado totalmente.

Este tipo de sofás quedan fenomenal en salones estrechos y alargados, en entradas a viviendas donde todo el espacio es diáfano y donde podemos colocar algún mueble recibidor en su trasera, utilizando la chaise longue como separación entre salón y comedor.
convertibles canape
la-comodidad-de-tener-un-sofa-seccional-01-e1424783566215
sofa bertosalotti

  • Ora opción para salón comedor alargado es colocar los sofás en paralelo, teniendo la zona de televisión, no como centro del salón, sino dar prioridad a la conversación, en sofás donde suelen ser más propicios para ello, con menos fondo y respaldo más bajo. Os dejo un ejemplo.
5e64dd7d47c934fee0647001d10ab015
sofá en paralelo permite el acercamiento, la conversación, creando un espacio para estar y disfrutar en compañía.

33a74e243fb65e49edf2dbb45bfafd86
8575e7045a128a2d1d8265bca5e7607c

  • Para salones cuadrados podemos optar por: un conjunto de 3 + 2 plazas, sofá + 2 butacas, sofá + chaise longue individual, sofá en forma de U. Ejemplos:
3
3+2 plazas la opción más clásica y que no pasa de moda.
61fd173733d307ecd37ea3616d1ccf57
En salones cuadrados se puede crear un ambiente especial ya sea con una butaca o una chaise longue como rincón de lectura, zona para escuchar música, pudiendo estar aislada o junto a un sofá.
2005_1_Mah_Jong_largeur_amb_hdc_ht
Una de mis piezas favoritas, todo un icono en diseño es el sofá de Roche boibois el «Mah Jones», sistema modular, cojines de espesor de 25cm de altura con o sin respaldo y de tejidos muy especiales. Dan un aspecto «boho chic» al espacio y combina muy bien tanto con mobiliario moderno como vintage.
en u
sofá en «U», aprovechamos el hueco del rincón que quedaría para mesita auxiliar o lámpara de pie en una composición de un 3 + 2 plazas.
modular de molteni
En forma de «U» y modular, le da ese aspecto divertido del mag jones de Roche Boibois.

modular
modular03

salon con chaise longue individual
Crear un espacio de chaise longue en paralelo en lugar de optar por un sofá cuando no hay más de 2 en la familia, es otra opción, o como rincón auxiliar dentro del salón.
sofa +2butacas
sofá + butaca es una de las clásicas y de mis preferidas combinaciones, queda bien en cualquier estilo que lo pongamos.
banco-esquinero-modulable-de-6-plazas-de-algodon-multicolormaison du monde - replica - copia
Este es de maison du monde.
2005_1_Mah_Jong_largeur_amb_hdc_ht - copia
Mag Jones de Roche Boibois.

Tienen una amplia exposición de productos y lo mejor de todo, diversas opciones para el mismo modelo: composición, tejido y color.

23509357_1971012926502427_2687522559472740435_o(1)
Entre los muchos modelos que descubrí me llamó la atención este modelo, por sus líneas rectas y a la vez su confortabilidad.

El detalle de sus patas me recuerda al estilo nórdico y sus botones a los años 60.

El color es la pincelada en un espacio en el que podríamos jugar si apostamos por los neutros blanco roto y grises, re-alzándolo aún más, aunque… Porqué no, jugar con los verdes y o azules y hacer un salón más fresco y vital de estilo bohemio para los más atrevidos
😉
algún voluntario? Gracias por vuestra atención y trato Ocasofasalhama.