Diseño de cocina. Estilo nórdico

La cocina que nos ocupa fue planificada para ser funcional y de estilo nórdico.

Distribución:

Posee un espacio rectangular, anteriormente compuesto por un acceso a pasillo que daba a otros dormitorios y baños.
Fue modificada abriéndose, optando por un espacio estudio anexo para la dueña de la vivienda.
Se cambió el acceso a baño hacia la zona de día, sin que invadiese el espacio visual al salón, con ella conseguimos una de las prioridades de ésta familia; cocina- comedor.
Este tipo de espacios admiten muchas posibilidades, una de las opciones que le propuse fue la distribución en forma de «L», sin embargo se decantó por una distribución en «U», por ser la que más se adecuaba a sus necesidades.

Requisitos para esta cocina de estilo nórdico.

– Tener espacio de encimera para trabajar cómodamente más de una persona sin entorpecer las tareas en un mismo espacio.
– La zona de agua bajo la ventana y con acceso directo a patio interior-barbacoa a su vez éste accedía a una terraza.
– La zona de fuegos era amplia, donde tener a ambos lados encimera y no molestar a otra persona. Se convirtió en el eje de toda la distribución.
– Bloque de rincón para pequeños electrodomésticos (cafetera, tostadora..) columna horno y microondas, despensero con cestos extraíbles en su interior y frigorífico al entrar a la derecha en un solo frente, consiguiendo así, el sistema de trabajo en forma de pirámide o triángulo con el que se identifica «un perfecto equilibrio y garantía de trabajo en un espacio».
– Comedor amplio.
Una mesa de comer extensible para los cuatro componentes de esta familia y sus posibles reuniones a más comensales, precisaban utilizar el centro de la composición.

Materiales

Solado.

Se dio gran protagonismo al centro, utilizándose un revestimiento de VIVES, que recuerda a los diseños de baldosa hidráulica en tonos gris azulado, gris oscuro y blanco roto, amodo de «pajaritas» , un diseño geométrico de clara inspiración nórdica.
Alrededor se optó por el mismo formato en acabado liso.

Paredes.

Se levantó un zócalo de 130cm de altura en formatos rectangulares de azulejo blanco con junta blanca y el resto de la cocina se pintó en un azul claro que aportó calidez, serenidad e hizo del espacio un lugar alegre, a pesar de ser un color frío.

Mobiliario

Realizado a medida, en un material llamado «Fénix» de color blanco, escogido por su gran resistencia a golpes y rayaduras además de ser antihuellas.
Importante para la dueña de la vivienda que buscaba: diseño práctico, funcional y bonito (lo que al contrario de lo que muchos puedan pensar, no están reñidos los conceptos).

Encimera:

Se escogió una encimera de cuarzo, concretamente de la casa Compacto, en color gris y de un moteado bastante uniforme, casi inapreciable.
Así se utilizó para el frente de la zona de trabajo, es decir, como aplacado.
De este modo no tenemos juntas y conseguimos orden visual. En mi opinión, más estético y práctico.
Madera de roble como detalle en unos estantes para conseguir contraste y calidez , presente también en las sillas de estilo nórdico escogidas por mi cliente y los detalles decorativos del resto de la cocina.

Luminarias.

Dos encendidos para la cocina.
-Luz general empotrada en techo con bombilla luz día 4500k.
– Luz cálida para una luminaria colgante sobre la mesa de comedor, ésta en color cobre rosa, el punto del contraste con azul y blanco.
Os dejo el resultado, déjame un comentario y dime qué te ha parecido.
Y si estás dándole vueltas a la tuya, puedo ayudarte a distribuirla para que tengas lo que necesitas y te haga sentir «desear» estar en ese lugar 😊
Propuesta materiales y color
Propuesta

Materiales y color

Lámpara para mesa de comedor.

Solado estilo nórdico

Encimera en cuarzo color gris y a inglete.
Aplacado en zona de fuegos.

Tirador «gola»




Un saludo.
Ecodecointeriores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *